Ilui Amani

Red Educativa Artículos ContactosPaises

TRANSFORMACIÓN DEL PODER

Las democracias siguen siendo estructuras piramidales.

 

En teoría, el pueblo elige  a los representantes para que gobiernen, dicten leyes y organicen la vida para todos.

 

Las elecciones están manipuladas desde los poderes. Prometer  y convencer para ser votado

implica una gran inversión económica sostenida por los poderes económicos que luego van a ser protegidos de forma especial y respetados en sus intereses .

 

La opinión y decisión de los ciudadanos se compra; entre los mas humildes con bolsones de alimentos, con bonos de beneficio familiar, con puestos temporales de ocupación laboral. A

la clase media, se la compra a través de los programas electorales  que prometen mejorar o cambiar aspectos políticos o económicas, dar estabilidad, seguridad etc.

 

Parece que el cambio de un signo político a otro hace albergar alguna esperanza de que quizás haya otra posibilidad.

 

En la clase alta, hay conciertos, acuerdos, pactos o amenazas según el programa político que se intenta llevar adelante, mas de un modo u otro el poder económico marcará la  base y el

límite que impone en cada caso.

 

Los que forman los partidos que participan del poder, en general se convierten en oportunistas que se corrompen  desde sus funciones para engordar todo lo posible en el tiempo de juego que tienen en el poder.

 

También hay quien juega con dos caras llevando su oportunismos a concentrar poder personal. Los mas sanos se aferran a su  ideal y viven la frustración de ser coartados y limitados de tantas maneras que sólo alcanzan a crear un pálido reflejo de lo que soñaron alcanzar y brindar.

 

Los ciudadanos de a pié siguen refrendando con sus votos un sistema que no avanza, solo cambia de un signo a otro con poca transcendencia. Se sienten impotentes, frustrados, confundidos y viven como victimas sintiéndose ajenos a todo lo que sucede desde el poder.

 

¿Pero quien les dio el poder, quien acepta el juego año tras año?. El pueblo es manipulado con el poder que él otorgó, que él legalizó. Y así sigue haciéndolo por mas descontento que esté.

 

¿Donde falla la estructura?.

 

Nosotros decimos que en la misma base, allí donde el poder de cada uno y de todos se entrega para que unos pocos hagan y actúen en nombre de  todos.

 

No son unos pocos los que tienen que gobernar. Todos nos tenemos que hacer cargo del gobierno. El gobierno no es una élite que organiza la vida desde las mesas de despacho.

 

El gobierno debe ejercerse desde el nivel mas primario. Todos y cada uno tiene el derecho  y la responsabilidad de participar de la función de gobierno.

 

Gobernar es el arte de regir la experiencia de la vida formulando estrategias donde cada uno pueda ocupar su lugar de forma creativa, desarrollar su potencial y capacidades sirviendo al bien común como forma de servirse a si mismo.

 

El pueblo precisa educarse en la función de gobierno, aprender a extender su visión para mirar por el bien de todos como la forma mas segura de garantizar su propio bien.

 

Nos preguntamos, como hemos llegado a esta absurda situación, de menoscabar la familia humana, de destruir el lugar que habitamos. Nos hemos puesto en peligro de muerte generalizado y aún así nos seguimos confrontando por la hegemonía y por acumular los bienes que son patrimonio de toda la humanidad.

 

Es necesario desarmar la pirámide que nos mantiene encarcelados a todos para aprender a sentarse en circulo.

 

En el círculo, todos tienen su lugar, todos gozan de las mismas oportunidades, todos participan.

 

El circulo invita a ampliar la visión propia, a escuchar lo que otros elaboran y piensan, a consensuar el interés común y a sentir que se forma parte del gran círculo, ese circulo donde se sienta la humanidad con la tierra, con cada reino hermano, con cada elemento que forma  nuestra realidad, y es que “todos” contamos, nadie puede actuar por su cuenta ya que afecta a todos.

 

Somos un gran cuerpo, es absurdo que compitiera el corazón con los pulmones por prevalecer o con el cerebro, o con los riñones o con las células del pie. Nuestro cuerpo se sabe uno, y se sabe que la función de cada  sistema está sostenida y complementada por los otros sistemas. Solo, ninguno prevalecería.

 

En definitiva, cada sistema apuesta a que la unidad orgánica pueda cumplir la función mayor de desarrollar la vida.

 

Si tuviéramos que empezar nuevamente de cero ¿como lo haríamos?, después de toda la experiencia vivida,  ¿Eligiéramos esta estructura, después de conocer a lo que llega?.

 

Es tiempo de reflexionar, para que no tengamos que desaparecer como humanidad, para tener una nueva oportunidad .Es posible transformar lo que hemos edificado, si podemos soñar y proyectar la alternativa que transforma este sueño pesado e ilusorio en el que hemos estado hasta aquí.

 

Aquí te comparto mi sueño y me siento en circulo con todos aquellos que quieran salir de la pesadilla y soñar despiertos una nueva realidad.

 

Hace ya tiempo que sueño despierta una nueva realidad del planeta.

 

Escucho una voz, cada vez mas fuerte que clama “Ya es el momento”.

 

Siento una vibración que recorre todo mi cuerpo y que se anuncia como transformación .

 

La historia de la humanidad golpetea insistente para pasar la hoja en su gran libro.

 

En la hoja en blanco que sigue

se nos invita a escribir

y a proyectar el sueño

que hemos cultivado por siglos.

 

En el mundo de mis sueños,

hay una gran vitalidad,

una humanidad que ha rejuvenecido.

Que ha dejado atrás el dolor.

Veo un propósito claro

que ilumina las mentes,

y por primera vez,

toda la humanidad sentada en circulo.

En su centro, el gran fuego de la

transformación encendido.

 

Al sentarse en circulo,

la primera clave aparece.

Los ojos se encuentran

y todos comienzan a reconocerse.

 

En el reconocimiento propio y mutuo

surge la conciencia de unidad.

Al sentirse UNO se comparte el propósito,

y la visión de todos se  unifica .

Cada uno canaliza esa visión 

desde la función que asuma

 e integra a ella sus cualidades,

 sus destrezas y sus capacidades.

 

Pone en  juego su potencial creativo,

y asume el desafío

de realizar su parte,

como servicio a la unidad  mayor

que el circulo expresa

y al propósito que todo el circulo cumple,

en la espiral mayor de evolución

de la cual participa.

 

En mi sueño, hay muchos círculos

que se llaman comunidades o tribus.

Cada una, se desarrolla

en una región determinada

y se siente custodia

de toda la vida que allí está expresada.

Nadie se siente dueño,

la tierra toda es nuestra casa,

y el lugar donde se habita

es la oportunidad que la vida ofrece

para desarrollar el plan de vida evolutivo.

En el circulo, se reconoce

a la unidad evolutiva planetaria.

Se reconoce a la Tierra como Ser,

a los elementos como base de la vida,

a los reinos como hermanos de  evolución.

Suenan cuernos y tambores

y cada tribu o comunidad se  reúne en consejo,

es luna llena,

Se cierran y se abren de forma

consciente los ciclos.

Se celebra la vida, se inician

los nuevos desafíos de aprendizaje.

En cada consejo, se recuerda

y se fortalece el propósito.

Se elabora la experiencia,

surgen las estrategias

para el nuevo tiempo,

se comparten los aprendizajes alcanzados.

 

En mi sueño, las comunidades o

tribus, se relacionan entre si

y se reconocen como parte de

un mismo pueblo.

Cada pueblo tiene sus raíces profundas,

ha desarrollado su cultura, su arte,

su forma especial de manifestar la propia

realidad. Cada pueblo a través de sus

tribus, ha desarrollado muchas cualidades,

muchas destrezas y formas genuinas de

recrear la experiencia.

Es un gran regalo de color la diversidad

que conforman los pueblos de la Tierra.

Desde la unidad de los pueblos

se ha formado el gran consejo o

gobierno planetario.

Es un contexto, donde confluir,

llevar iniciativas, propuestas,

realizar estrategias globales

que contengan y potencian

el desarrollo de todos los pueblos

en igualdad de oportunidades.

Acuden allí representantes de los pueblos

como portavoces de la elaboración

que cada pueblo hace,

vuelven al consejo de cada pueblo

llevando las iniciativas y propuestas planteadas

y es cada pueblo en su consejo

que completa la tarea y madura

las decisiones, que serán definitivamente

expresadas a través del gran consejo

o gobierno planetario.

 

En mi sueño, son los pueblos los

que gobiernan sus destinos

y es el consejo el órgano

en el cual confluyen las voluntades.

 

En los consejos tribales o comunitarios

se resuelven todas las dificultades

y necesidades que pueden surgir

en los individuos, en las familias

o grupos generacionales.

 

Las faltas se consideran errores,

en las que la comunidad se involucra

para su resolución abriéndose aprendizajes

que permiten la maduración individual

y grupal.

Los errores se resuelven desde la

maduración de conciencia

y la compensación a la comunidad

en la forma en la que se complete

de forma mayor el aprendizaje,

y siempre, como un acto de servicio.

 

En mi sueño, se cultiva la actitud

de servicio, como la forma de participar

en la experiencia social.

Los pueblos de la tierra

están entretejidos en la

conciencia de hermandad.

 

Los pueblos viven de forma natural

su relación con lo Divino,

los individuos cultivan en si mismos

la experiencia de Dios.

Un Dios universal, un vinculo de amor,

un estado de conciencia.

Entre las comunidades y entre los pueblos,

fluye el intercambio creativo,

lo que cada quien realiza,

los que cada grupo logra,

está disponible para nutrir

a la unidad toda.

El conocimiento se vive como Dón.

Y sus claves son abiertas

para enriquecer las experiencia

de todos, según lo que cada uno necesita.

 

Los pueblos se entrelazan fraternalmente

y en su seno acogen

a los exploradores diversos

que quieren incrementar

su experiencia y su conocimiento.

 

Nada se pierde ni se despilfarra

toda actividad cumple su circulo completo.

Todo lo que es donado desde la tierra,

vuelve a ella, en condiciones de ser asimilado.

Todo lo que se realiza, se irradia.

 

Los niños crecen, embuidos en la

conciencia de paz y de unidad

donde todos son hermanos y amigos.

 

Los recursos que la tierra ofrece

están disponibles para todos

y nadie tiene que competir por ellos.

 

Todos los individuos participan

del mantenimiento del ecosistema

en el que viven y de la recolección

y producción de alimentos, mas

allá de su tarea especifica, desde la

cual sirve en su comunidad.

 

Todas las tareas son valiosas

y todas son reconocidas sin discriminación.

Todas se realizan de forma creativa,

estimulando a travésde ellas el auto conocimiento

 y la auto realización.

 

No hay servidumbre de unos a otros hermanos,

 solo servicio compartido.

No hay estado, ni clase política,

todos somos estado,

todos gobiernan y auto gestionán

la vida.

 

En mi sueño,

el cerebro derecho está despierto

y las facultades mayores desarrolladas.

Hay comunicación directa desde las mentes,

se sabe utilizar el cuerpo de luz

y se superan así las distancias físicas.

La auto sanación y la auto regenación

sostienen la salud física y mental.

El desarrolla del arte encauza

el aspecto emocional.

La manifestación Espiritual

se expresa en todo acto de vida.

 

La humanidad ha aprendido

a auto sostenerse,

 no precisa explotar a la Tierra

para mantener su vida.

 

Maneja su relación con el campo

universal de energía,

se nutre de la energía del sol

y el aporte de la tierra.

 

Reconoce la humanidad su lugar evolutivo

y como hermano mayor, prepara el camino

que los demás seguirán en la ruta evolutiva.

 

La hermandad “despierta,”

participa activamente en el proceso

planetario, y desde él

da forma consciente en la evolución cósmica.

 

“La Nueva Raza humana ha nacido”,

habiendo roto el cristal ilusorio

desde el cual interpretaba la experiencia.

Avanza libre, a conquistar estadios

de evolución mas altos, despegándose

de la vieja historia de la confrontación evolutiva.

 

“Todo lo que sueño despierta se cumple”,

la realización de este sueño está en

marcha, si de alguna manera también

es tu sueño, unamos nuestras voluntades

y trabajemos en él, porque lo más

difícil ya está hecho al poder soñarlo.

 

 

   
Red Antanari Artículos ContactosPaises